Nuestra historia empieza en 1868 cuando Anton Rosell Mestres hereda la finca del Mas Perdut, una finca donde se trabajan los cultivos típicos del mediterráneo, vid, olivos, almendras y algarrobas.

En 1892 llega la filoxera y hace que todas las plantaciones de vid desaparezcan, por tanto las tierras se transforman en campos de sembrado de cereal, algodón y tabaco.

Una vez entrada la jarra civil se destruye parte de la finca perdiendo toda la cosecha y la masía y hasta el 1941, Anton Rosell Forcada, es cuando intenta recuperar la finca pero no es hasta 1960 que junto con su hijo, Josep Mª Rosell Solé, cuando vuelven a replantar las viñas de nuevo una vez se ha encontrado la solución a la filoxera.

En 1981 toda la familia se traslada a la finca a vivir, es entonces cuando Josep Mª Rosell Salvó, cuarta generación, decide seguir adelante con el cultivo de las tierras provocando un cambio en la filosofía de entender el cultivo de la vid y aportando nuevas técnicas de cultivo, favoreciendo una modernización en la finca.

Desde el año 2010 Josep Mª Rosell Gracia, quinta generación, inicia el proyecto de la elaboración de los vinos. Actualmente es el enólogo y viticultor, que junto con su padre, trabajan para conseguir una uva de primera calidad para elaborar unos vinos singulares, auténticos y con la máxima expresión del terruño.

SEGUEIX-NOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black TripAdvisor Icon

​© 2017 Finca Mas Perdut  Masia Mas Perdut s/n 43710 Santa Oliva 616190877